**Mar**09292020

**Last update******Vie**, 18 **Ago** 2017 12pm**

Back **Está aquí: **Home Bilbao Grupo municipal PNV Frank Gehry, un puente hacia el futuro

Frank Gehry, un puente hacia el futuro

Hace unos días asistimos al acto de colocación de la primera piedra del futuro puente Frank Gehry, que unirá la Deusto con su ribera histórica. El acto contó con la presencia del propio Gehry —quien se mostró una vez más encantado de regresar a Bilbao— y supone el punto de partida de una de las últimas grandes actuaciones urbanísticas que van a llevarse a cabo dentro de la trama urbana de la ciudad: el proyecto Zorrotzaurre.

Después de muchos años de tejer y ajustar acuerdos con los propietarios de los terrenos, hemos conseguido por fin poner en marcha el proyecto de regeneración urbanística de Zorrotzaurre, que convertirá esta antigua zona industrial en declive en un nuevo y activo barrio de Bilbao, donde convivirán distintos usos residenciales, empresariales, sociales, culturales y de disfrute ciudadano.

Además, con la transformación de la actual península en isla bajaremos 75 centímetros la cota de inundabilidad, lo que reducirá de forma considerable el riesgo de desbordamientos en la curva de Elorrieta, la Ribera de Deusto, Olabeaga y la mayor parte del trayecto de la Ría hasta el Ayuntamiento, y minimizará el impacto de riadas históricas y devastadoras como las de 1983.

Precisamente tras las lluvias torrenciales de 1983 y las crisis y remodelaciones industriales de los años 80 y 90, la inauguración del Museo Guggenheim Bilbao, obra de Frank Gehry, fue la primera de una serie de buenas noticias que han contribuido a mejorar nuestra autoestima y a colocar a Bilbao en el club de las grandes ciudades de referencia internacional.

Han pasado ya 17 años desde que abrió sus puertas el sueño en titanio de Frank Gehry, considerado uno de los mejores exponentes de la arquitectura universal del siglo XX, un proyecto no exento de agrias polémicas que, junto a la regeneración de la Ría y la construcción del Metro, marcó el comienzo de un nuevo capítulo en la historia de Bilbao.

El Museo se sitúa en una antigua zona portuaria donde atracaban los barcos procedentes de las islas británicas, —la Campa de los Ingleses—, que más tarde albergó el histórico aserradero de vapor de la Compañía de Maderas. Se trata, por tanto, de un espacio estrechamente vinculado a nuestra metamorfosis, como el resto de la Ría, el gran hilo conductor de la historia de Bilbao, que se inicia en 1300 en el corazón medieval de las Siete Calles y continúa hoy en día con una apuesta decidida a favor de la innovación, el talento y la creatividad, mediante nuevas relaciones de confianza mutua entre la ciudadanía y los poderes públicos.

El proyecto Zorrotzaurre, que aspira a reconvertir otra antigua zona industrial y portuaria del viejo Bilbao en un nuevo espacio abierto a la vida, representa muy bien esa apuesta de futuro para lograr que nuestra Villa sea sinónimo de conocimiento, transformación, empresa, universidad, tecnología, diseño... una metrópoli completa, creativa, innovadora y competitiva en un mundo de ciudades.

Desde el Ayuntamiento de Bilbao hemos querido vincular los primeros pasos de este proyecto vital para nuestro futuro con aquel primer paso del nuevo Bilbao, que fue la creación del Museo Guggenheim. Ésa es la razón de que el puente que prolongará la trama urbana de Deusto hasta la futura isla haya sido bautizando con el nombre del gran arquitecto canadiense que ayudó a poner a Bilbao en el mapa de las principales ciudades del mundo.

Ibon Areso. Alcalde de Bilbao

Licencia de uso

**Consola de depuración de Joomla!**

**Sesión**

**Información del perfil**

**Uso de la memoria**

**Consultas de la base de datos**

**Errores analizados en los archivos del idioma**

**Archivos del idioma cargados**

**Cadenas sin traducir**