**Mié**12112019

**Last update******Vie**, 18 **Ago** 2017 12pm**

Back **Está aquí: **Home Opinión Editorial Nueva Ley de Fundaciones, "un salto cualitativo en transparencia"

Nueva Ley de Fundaciones, "un salto cualitativo en transparencia"

El Parlamento vasco ha aprobado hoy la nueva Ley de Fundaciones, un marco jurídico y operativo nuevo para el sector fundacional en Euskadi, que actualiza la normativa vigente desde hace más de 20 años.

El Consejero de Administración Pública y Justicia, Josu Erkoreka, ha mostrado su satisfacción por la aprobación de esta ley porque responde a la demanda del sector que solicitaba una nueva regulación que simplificara la tramitación administrativa, eliminara trabas administrativas innecesarias y avanzara en su eficacia y buen funcionamiento.

La nueva normativa se rige por los principios de transparencia, publicidad y buena gestión. Permitirá:

 

Avanzar en la colaboración público-privada, favoreciendo la participación de la ciudadanía en actividades sin ánimo de lucro.
Propiciar el crecimiento económico del País.
Ahondar en la profesionalización y acomodo del sector a los nuevos modelos de organización y gestión empresarial.

En Euskadi hay 650 fundaciones, la mayoría de ellas pertenecientes al sector docente y de investigación. Su patrimonio neto supera los mil trescientos millones de euros, y emplea a más de 13.000 personas

NOVEDADES

La Ley de Fundaciones aprobada hoy por el Parlamento vasco, incluye novedades destacadas con respecto a la ley anterior:

-Registro de Fundaciones: las fundaciones tendrán la obligación de mantener el registro plenamente actualizado en todo momento. En un plazo no superior a los seis meses desde la adopción del acuerdo, las fundaciones deberán inscribir toda la información relativa a su constitución, nombramientos, ceses y variaciones de todas las personas integrantes del Patronato.

-Presentación de Cuentas: el Gobierno quiere que las fundaciones cumplan con su obligación de presentar las cuentas ya que, en estos momentos, apenas del 52% de las fundaciones vascas lo hacen. Para tal objetivo, se ha incluido en la norma la previsión de "cierre de registro", de manera que las fundaciones que no cumplan, no podrán inscribir algunos de los acuerdos que puedan adoptar, hasta que den cumplimiento a la referida obligación. Además, las fundaciones de relevancia económica, tendrán la obligación de someterse anualmente una auditoría de sus cuentas.

-Régimen sancionador: la ley establece un régimen sancionador por el cual el Gobierno podrá sancionar económicamente los incumplimientos por parte de las fundaciones. Se establecen 3 niveles, según el grado de gravedad del incumplimiento:

Leves: no informar o comunicar a la Administración, no solicitar la inscripción en el registro de Fundaciones del País Vasco, obstruir la inspección o supervisión del Gobierno, etc. Las multas serán de entre 300 y 1.000 euros.
Graves: no presentar las cuentas o planes de actuación en plazo en dos ejercicios consecutivos o tres de forma alternativa, actuar sin autorización del Gobierno cuando ésta sea necesaria, desatender los requerimientos del Gobierno, destinar los ingresos a fines diferentes a los previstos en los estatutos, etc. En este caso las sanciones van de los 1.001 a los 6.000 euros.
Muy graves: destinar los beneficios de la fundación a personas fundadoras, miembros del patronato secretaría, gerencia o dirección, cónyuges de las anteriores o personas ligadas a ellas, gestión incorrecta del patrimonio, incurrir en una causa que justifique la solicitud de intervención judicial, etc. Las multas serán en estos casos de entre 6.001 a 30.000 euros.

Antes de iniciar un procedimiento sancionador el Gobierno vasco podrá advertir a una fundación sobre la infracción que está cometiendo, para que cese en ella y evitar así cualquier tipo de sanción.

-Inspección anual: el Gobierno elaborará un Plan de Inspecciones a las fundaciones para comprobar si éstas han cumplido con sus obligaciones. La Administración podrá realizar un expediente de verificación, para aquellos supuestos en los que se prevea la existencia de irregularidades graves en el funcionamiento de una fundación.

-Las fundaciones públicas o con participación del sector público, tras su liquidación, deberán revertir los fondos aportados a la Administración Pública.

-Los órganos de las fundaciones deberán tener en cuenta la Ley de igualdad entre mujeres y hombres.

-Se regula la utilización de las nuevas tecnologías añadiendo la obligación de tramitar todos procedimientos vía online en las condiciones y plazos previstos en la propia Ley.

-Se regula la figura de la transformación de otras entidades en fundación y viceversa, así como la escisión como fórmulas de creación de una nueva fundación.

-Se creará el Consejo Vasco de Fundaciones, como órgano colegiado consultivo. A través de éste, la Administración y las fundaciones vascas mantendrán una interlocución permanente.

-Se añaden como tipo especial y diferenciado las fundaciones del sector público o las fundaciones bancarias.

-Se impulsa la aprobación de códigos de conducta y buenas prácticas por parte de las fundaciones.

Licencia de uso

**Consola de depuración de Joomla!**

**Sesión**

**Información del perfil**

**Uso de la memoria**

**Consultas de la base de datos**

**Errores analizados en los archivos del idioma**

**Archivos del idioma cargados**

**Cadenas sin traducir**