Lun05292017

Last updateLun, 29 May 2017 4pm

Error
  • Error cargando los datos del canal electrónico
Back Está aquí: Home Bilbao Lorea Bilbao inaugura junto al Premio Príncipe de Asturias Juan Luis Arsuaga la muestra Atapuerca: Cráneo 4 en Arkeologi Museoa

Lorea Bilbao inaugura junto al Premio Príncipe de Asturias Juan Luis Arsuaga la muestra Atapuerca: Cráneo 4 en Arkeologi Museoa

La diputada de Euskera y Cultura Lorea Bilbao ha recibido al prestigioso paleontólogo Juan Luis Arsuaga en el Arkeologi Museoa de Diputación donde se ha inaugurado la exposición denominada "Atapuerca: Cráneo 4".

Juan Luis Arsuaga, premio Príncipe de Asturias y codirector de las excavaciones de Atapuerca, ha realizado una visita guiada junto a la diputada donde ha explicado los detalles de la exposición.

La exposición ha sido diseñada y producida por el Museo de la Evolución Humana de Burgos, con el objeto de dar a conocer uno de los cráneos hallados en la Sima de los Huesos del conjunto arqueológico de Atapuerca. Se trata del Cráneo 4 (también llamado Agamenón), preneandertal, de 430.000 años de antigüedad, cuyo estudio está siendo clave para conocer la Historia de la Evolución Humana.

Cráneo 4 se trata de la réplica de un neurocráneo o calvaria, es decir, un cráneo al que le falta la cara, perteneciente a un hombre que poseía un gran volumen encefálico para su antigüedad (1360 centímetros cúbicos). El cráneo es ancho y de bóveda baja. Además, presenta los rebordes óseos sobre las órbitas (torus supraorbitario) fusionados sobre los huesos de la nariz (región interorbitaria o gabela), el contorno occipital recto y delgado y sobre él una superficie semicircular plana, llamada área suprainíaca. Esta morfología prefigura la de los neandertales, especie posterior en el tiempo. De los estudios realizados se ha deducido que tenía muchos problemas de salud. Probablemente, fuera sordo y tendría fuertes dolores de cabeza al moverla. En la muestra se puede disfrutar también de una réplica del Cráneo 5, esta pieza al igual que el Cráneo 4 presenta cicatrices de pequeños traumatismos que demuestran que sobrevivir era difícil hace 400.000 años. El buen estado de conservación del Cráneo 5 (también llamado Miguelón en homenaje a Miguel Indurain), ha permitido reconstruir a los expertos la imagen y fisonomía de la cara de este individuo que vivió y murió hace miles de años en la sierra de Atapuerca y que parece mirarnos a través del tiempo.

bilbao24horas banner

Powered by notikumi

Licencia de uso