Sáb04292017

Last updateVie, 28 Abr 2017 12pm

Back Está aquí: Home Bilbao Grupo municipal Udalberri Las mujeres como objetos sexuales en el deporte

Las mujeres como objetos sexuales en el deporte

En el Pleno del pasado mes de marzo, salió aprobada por unanimidad una proposición presentada por Udalberri Bilbao en Común en referencia a poner freno de una vez por todas a la utilización de las mujeres como mero ornamento en el ámbito deportivo.

La parte propositiva de la moción constaba de tres puntos que pueden ser resumidos en que reclamábamos que nuestro Ayuntamiento instase a todas las entidades organizadoras de eventos y competiciones deportivas en Bilbao a que supriman la utilización de las mujeres como meros reclamos publicitarios y objetos sexuales en los podios o en cualquier otro momento durante la realización del evento o de la competición. También que no se concediesen ayudas públicas o patrocinios ni que los representantes del consistorio asistan a ningún evento en el cual las mujeres sean tratadas como objetos sexuales.
Esta proposición quisimos enmarcarla en la llegada de la Vuelta Ciclista al País VascoEuskal Herriko Itzulia que entraba en nuestra Villa el 5 de abril porque no son pocas las veces que aún a día de hoy, somos testigos de cómo las mujeres son utilizadas como meros reclamos sexuales en multitud de aspectos de nuestra sociedad. Sin embargo, si tenemos que hablar de un ámbito donde la mujer además de estar invisibilizada, su utilización como objeto sexual y por ende su cosificación raya la permítanmelo, "indecencia", es en el mundo deportivo, gueto "testosteronizado" por excelencia donde el acceso femenino no es que siga estando restringido de una forma evidente, es que además, y para más inri, muy a menudo en determinados deportes sobre todo de alto nivel como el motociclismo, ciclismo, automovilismo, tenis e incluso en los JJOO, las mujeres aparecen como meros ornamentos.

Dicen las expertas, que "el deporte sigue siendo un reducto muy acusado del machismo" y es habitual utilizar a las mujeres de forma reiterada, como reclamo publicitario y de consumo y generando con ello la perpetuación de los roles de género y estereotipos sexistas. En general, se trata de mujeres que las empresas organizadoras, o las que financian los eventos deportivos, colocan en lugares visibles para promocionar sus productos o captar la atención del público aunque su presencia esté totalmente desvinculada de la actividad deportiva y del producto en cuestión.

Así, aparecen mujeres jóvenes de belleza estereotipada, en líneas de salida /meta, pódiums y promociones antes, durante y después del evento.

Según se establece en nuestra Ley 4/2005 para la Igualdad entre mujeres y hombres en su artículo 26.1, está PROHIBIDA todo tipo de publicidad que presente a las mujeres como meros objetos sexuales y eso es exactamente lo que ocurre a menudo en muchos eventos deportivos y por tanto este Ayuntamiento tiene la obligación de prohibirlo de manera efectiva además de porque lo exige la ley, porque no puede ser cómplice de ahondar en la discriminación de las mujeres y no hacer nada al respecto. Este tema a muchas personas les parecerá banal, otras como siempre dirán que no hay que "exagerar", pero es nuestro deber y Udalberri lo entiende así, erradicar todas las formas de violencia machista, porque lo es, sea de alto o bajo nivel y porque es una vergüenza que a estas alturas del siglo XXI sigamos viendo shows machistas como estos. Es obligado decir que la petición que llevamos a Pleno iba encaminada a que en pruebas tan importantes como la Eurocopa 2020, la Vuelta Ciclista a España y el Tour de Francia que pasará por Bilbao en 2019, dejen de una vez por todas, utilizar a las mujeres en la forma más vejatoria y denigrante que pueda imaginarse: utilizando su cuerpo.

Por otro lado, esta proposición también va encaminada a que ningún representante pueda acudir a eventos donde actos de este tipo se lleven a cabo. Miren, en la última entrega de los Premios a Mejores Deportistas 2016 de un importante medio de comunicación impreso se entregaron 13 premios (uno de ellos entregado por el Alkate) y cuya gala estaba patrocinada por este ayuntamiento, sólo dos fueron para mujeres. Sentada y horrorizada de lo que estaba pasando se me ocurrió preguntar a un alto cargo de la organización que estaba a mi lado por qué no había más mujeres premiadas, y ni corto ni perezoso me contestó "a nosotros no se nos puede acusar de nada, porque si no hay más premios es porque no hay mujeres a quien dárselos" Y se quedó tan feliz, ¿saben por qué? Porque no era una excusa, era mucho peor: estaba totalmente convencido de que era así. Bilbao no puede permitir que en los eventos deportivos o que tengan que ver con el deporte, se reproduzca este tipo de utilización de las mujeres como objetos sexuales. Y por tanto debe vigilar, denunciar y no colaborar con ninguno de ellos.

Tenemos la obligación, como representantes políticas comprometidas con la erradicación de la discriminación de las mujeres, de denunciar este tipo de actuaciones para acabar con todo este montaje patriarcal que lo único que hace es provocar que el orden social desigual establecido siga perpetuándose. Sólo hace falta voluntad política.

Carmen Muñoz Portavoz Udalberri Bilbao en Común