Sáb06242017

Last updateJue, 22 Jun 2017 10pm

Back Está aquí: Home De interés Cine y solo cine por Patxi Álvarez

Eternal: Algo le falta a la sopa...

En realidad no estamos más que frente a otra película del montón, una de esas películas que no aportan gran cosa y que realmente son lo que son, pero que sirven como mero pasatiempo. En su favor tengo que decir que cuenta con una trama original, pero no porque sea el no va más, sino porque es algo que no suele verse demasiado y sabe explotarlo muy bien.

La sobremesa es un bloque difícil de detallar, ya sea por el desconocimiento de gran parte del público o porque cuesta fijarse en los detalles cuando el conjunto es regulero. Aquí hay un poco de cada, casi a partes iguales. Quizás dentro de unos meses la veamos circulando por televisión un fin de semana por la tarde, es muy posible, pero a día de hoy no es que sea la mejor opción de cine que os podáis llevar a los ojos, las cosas como son.

Leer más...

La serie Divergente: Leal: La decrepita ciencia ficción literaria

Me imagino a los guionistas de las aventuras juveniles de moda (véase La quinta ola, El corredor del laberinto, Divergente,...) con la resaca de haber acabado su trabajo, orgullosos ante el pedido impuesto por la productora y saliendo sonrientes a la calle como cualquier persona. Posteriormente se les vendrá el tiempo encima al leer las críticas de sus obras y se darán cuenta (si es que no se la han dado ya) que alargar un libro durante dos horas, y más si se divide en dos una película, nunca lleva a buen puerto. En formato literario se puede crear tensión de muchas maneras, pero al trasladarlo al cine hay que enganchar más, los espectadores no tienen prácticamente nunca la pausa de la lectura, y más sabiendo si el público al que mayoritariamente se dirige son chavales de en torno a la quincena que están más preocupados del twitter de su youtuber favorito que de ver cualquier historia. Teniendo en cuenta estos factores es normal que el visionado de estas películas se haga insufrible para cualquier amante del cine, pero es que no solo es mala para este sector, sino para todos.

Leer más...

Batman v. Superman: El amanecer de la Justicia: Sabias a lo que venias

Aunque los dos pertenezcan al mundo DC, es evidente que Batman y Superman jamás fueron concebidos (inicialmente) para compartir el mismo universo. El primero era un héroe humano en un entorno de villanos humanos (excéntricos y raros; pero humanos al fin y al cabo), un héroe "realista" (dentro de lo realista que pueda ser la idea de un millonario que se disfraza de murciélago). El segundo es ciencia ficción en su extremo más inverosímil, una entidad sobrenatural. No obstante, han acabado compartiendo universo en numerosos comics, dibujos y, por primera vez, en una película. Normalmente siempre han sido aliados y alguna que otra vez han sido adversarios/enemigos (siendo la más célebre "El Regreso del Caballero Oscuro", del que toma mucho esta película).

Leer más...

El bosque de los suicidios: Miedo a las abuelas

El terror comercial no goza precisamente de buena salud. Son muy pocos últimamente los estrenos que vemos en el cine que nos presentan una historia original, bien actuada, bien dirigida y mucho mejor contada. En este sentido, 'It Follows' fue una aguja en un pajar. 'The Forest', ópera prima de Jason Zada, resulta ser un buen intento dentro del género, pero que con más errores que aciertos, no pasa de eso y terminamos lamentando su resultado.

El bosque Aokigahara existe en la realidad. Ubicado al noroeste del Monte Fuji en Japón, ha sido testigo de más de 500 muertes desde 1950. Dicen que está maldito y la gente lo elige para acabar con su vida. 'The Forest' cuenta la historia de Sara (Natalie Dormer), que viaja a Japón a buscar a su hermana gemela Jess (Natalie Dormer) que se encuentra perdida y, aparentemente, estaría sola al interior de este bosque. A partir de acá, un juego de recuerdos, dolores pasados y desconfianzas cubren la búsqueda de Sara, descubriendo lo que este bosque oculta casi milenariamente.

Leer más...

Brooklyn: Cruzando el charco

Muy sobrevalorado film irlandés del realizador John Crowley, tras sus excelentes críticas esperaba algo que me sorprendiera, que me entusiasmara, que me emocionara, y me encuentro con una historia ya manida, con un desarrollo plano, con personajes todos que rebosan un buenismo rayando en la ingenuidad, con situaciones ya muy ajadas, con un supuesto dilema de la protagonista que no me mueve a reacción alguna. Me sorprende tanta loa a una cinta tan carente de elementos sugestivos. El guión por el director y por Nick Hornby, basándose en la novela homónima de Colm Tóibín, rueda con elegancia el director, dentro de un lineal clasicismo, de modo sencillo sin aportes estilísticos, sin dejar huella alguna. Es la clásica historia de un inmigrante, en este caso una irlandesa que viaja a Nueva York, que primero siente nostalgia y cuando encuentra un novio, siente que ya ha encajado, nada nuevo bajo el sol, y lo malo es que su giro y pretendida reflexión sobre las raíces de uno y el saber avanzar hacia el futuro que nos hemos marcado queda excesivamente políticamente correcto, no hay valentía, el realizador discurre el relato por senderos seguros, muy acomodado, sin tomar riesgo alguno, por rutas previsibles, lo cierto es que he estado buscando el gran film que algunos han visto y no lo he encontrado, he hallado algo banal, plúmbeo, sin garra, sin fuerza. Lo mejor sin duda es la gran actuación de Saoirse Ronan, alarde de exhibir una enorme gama de sentimientos, su personaje es el centro de la narración, sabe llevar el peso con gran expresividad emocional.

Leer más...

Jersey Boys: Naftalina

Da la sensación de que Clint Eastwood ha disfrutado de verdad haciendo esta película. De todos es sabido que es un melómano apasionado, y en este trabajo ha tenido la ocasión de demostrarlo una vez más. Es obvio que no estamos ante su mejor película, y supongo que habrá muchos espectadores que se sientan decepcionados, pero desde luego no es mi caso. Percibo pasión por la música y respeto por la historia, y ambas cosas me fascinan. Aunque, lógicamente, no puedo compartir tanta devoción por las canciones de Frankie Valli, un cantante que no es de mi época ni de mi estilo preferido, pero al que respeto y admiro por haber interpretado canciones que ya son historia de la música. Imagino que para Eastwood se trata de las canciones de su juventud.

Leer más...

Guardianes de la galaxia Vol. 2: Marvel para toda la familia

Guardianes de la galaxia Vol.2 es una declaración de intenciones. Como ya hiciesen grandes cineastas a lo largo y ancho de la Historia del cine, esta película compone desde los primeros compases ciertas decisiones y opciones en la percepción del espectador, quien, después de procesar toda esa información deberá comprenderla y decidir si sigue escuchando el concierto o se marcha a casa. Este Vol. 2 es más grande, más ruidoso y con una gama de colores y estilos más amplia que su antecesora. Ya desde el título se identifica la dinámica que van a seguir Gunn y sus "atípicos" (después hablaremos de este asunto) personajes. No es una segunda parte, ni una secuela. Es la continuación por problema de espacio de una cinta de cassette ya de por sí espaciosa en la que no cabían tantos (hoy) gigabytes de efectos y (siempre) entretenimiento.

Leer más...

Mud: Labrando la leyenda

Los ignorantes que no acabamos de entender cómo funciona el complejo y larguísimo proceso creativo cinematográfico, vemos, demasiado a menudo, cómo se desploman nuestros -endebles- esquemas. A falta de más información aparte de la que nos proporcionan nuestras patéticas cavilaciones, la población de cineastas queda dividida, siempre a nuestros ojos, en dos categorías. Más simple imposible. En un lado están los que, bien por ser titulares de una inspiración fuera de lo común, bien por ser víctimas de la dejadez de quien no se toma demasiado en serio ese mismo proceso de parto al que tanto desprecio dedicamos. En el otro extremo se encuentra, claro está, el clan Malick. El compuesto por directores que justo cuando presentan su trabajo en sociedad, corren, como alma que lleva el Diablo, a recluirse. A cortar cualquier contacto con el mundo exterior. Porque lo desprecian, pero sobre todo porque necesitan su rinconcito de privacidad para sumergirse, durante el tiempo que haga falta, en la preparación de su nueva obra. El cuidado y el mimo (que por supuesto van a verse en el resultado final) como principales signos identificativos de una carrera que no sabe vivir sin la pausa. O esto pensamos los que no sabemos de lo que hablamos.

Leer más...

El renacido: Poesía de la venganza

Con este film las palabras se quedan escasas para expresar lo sentido, Alejandro González Iñárritu tras la extraordinaria "Birdman" demuestra estar en comunión con las musas, cambia totalmente de registro, de un teatro en la urbanita Manhattan salta a los vastos escenarios vírgenes de la naturaleza infinita, expone una turbadora odisea, mezcla con maestría lo existencial con las ansias de supervivencia, el drama Humano se refleja en toda su inclemencia, coloca al ser humano como un nimio ser frágil a expensas de las fuerzas naturales, expuesto de una forma colosalmente bella, gracias a una ambientación superlativa. Guión del propio director y de Mark L. Smith ("Habitación sin salida"), se basa libremente en el libro homónimo (2.002) de Michael Punke, inspirado en hechos reales acaecidos entre 1823 y 1824 en territorios que hoy conforman las Dakotas, Montana, Wyoming y Nebraska, el film no aclara nunca ni el año ni el lugar, relata la aventura de Hugh Glass, atacado por un oso sobreviviendo para ir a por los dos hombres que lo abandonaron. Una Obra Maestra que Iñárritu no quiso prostituir con imágenes generadas por ordenador, tenía que rodarse in situ para transmitir el poder Omnímodo de la Naturaleza.

Leer más...

Un paseo por el bosque: Paseo a la nostalgia

Robert Redford y Nick Nolte protagonizan esta nueva película de Ken Kwapis que resulta una típica comedia sobre la amistad. Ahora bien, el hecho de que sea más o menos típica no quiere decir que no sea disfrutable. Por otro lado, y como no podía ser de otra forma, 'Un paseo por el bosque', al igual que sucediera en 'Alma salvaje', es un deleite para la vista con la parte de sus escenarios naturales. Si en la citada 'Alma salvaje' recorríamos el entorno natural de la "Pacific Crest Trail" situada en la costa oeste de los EE.UU., ahora nos vamos al otro extremo, a la costa este con su increíble "Sendero de los Apalaches" que cuenta con recorridos por ambientes naturales de Carolina del Norte, Georgia o Pensilvania (entre otros).

Leer más...

Solo Dios perdona: Solo Dios perdona al guionista

El cineasta danés Nicholas Winding Refn, tras la aclamada 'Drive', sobrevalorada para mi, vuelve a demostrar que es un grandísimo director y un penoso guionista, realiza un bello film pero carente de sustancia, una bellísima factura visual a la que le acompaña un relato más vacío que mi cuenta bancaria, y lo peor es su pretenciosidad, y es que el ego de Refn extiende cheques que su película no es capaz de cubrir.

Tiene como escenario Bangkok, allí es asesinado Billy (inane Tom Burke), por el padre de una muchacha de 14 años a la que ha Billy mató, Billy ha sido entregado por el jefe de policía Chang (sobreactuado Vithaya Pansringarm), Julian (carapalo Ryan Gosling) es el hermano del muerto, es dueño desde hace 10 años de un gimnasio de muay thai, una tapadera para sus negocios de drogas, además está medioliado con una bella prostituta, Mai (preciosa Yayaying Rhatha Phongam). Crystal (buena Kristin Scott Thomas) es la encargada en USA de distribuir la droga, viaja hasta Bangkok para que su hijo Julian se encargue de vengar la muerte de su hermano, pero este tiene traumas que le impiden hacerlo. Mientras Chang se encarga de impartir su particular justicia, eso sí, entre karaoke y karaoke. Comenzando una espiral de violencia, sexo y canciones horteras.

Leer más...