Jue04172014

Last updateMié, 16 Abr 2014 3pm

Back Está aquí: Home De interés El mundo del comic con Infame&Co “Como dibujantes nos toca adaptarnos al momento” Entrevista con Jali, autor de "No despertéis al que duerme”

“Como dibujantes nos toca adaptarnos al momento” Entrevista con Jali, autor de "No despertéis al que duerme”

Siempre es una buena noticia que uno de los autores más personales del país, Jali, saque una nueva historia. Con "No despertéis al que duerme" la alegría se cuadruplica al poder disfrutar de algunos de sus cuentos más complicados de conseguir, aquellos que cimentaron su estilo, a medio camino entre las historias góticas de los comienzos de Tim Burton y la fantasía desbocada de Peter Pan.
4 historias con años de diferencia entre si pero con el buen hacer de este genial creador como nexo. Un magnífico regalo para estas próximas navidades, una puerta abierta al mundo de la fantasía (y sus peligros)
Sincero consigo mismo y con su profesión, Jali nos abre la puerta de su estudio para repasar su trayectoria, anhelos y frustraciones en el mundo de las viñetas.

 

- Pregunta: ¿Qué es "No despertéis al que duerme"?
- Respuesta: Es una recopilación de mis primeras historietas. Que ya estaban casi inencontrables en las tiendas y que fueron publicadas en su momento en formato grapa, así que suponía una buena oportunidad para volver a editarlas en un mejor formato y que el lector que no las conociese pudiese acercarse a ellas por vez primera.
Además se han pasado los textos, que en su momento estaban escritos a mano, a una tipografía mecánica que creo que mejora su legibilidad. Se han vuelto a escanear uno por uno los originales y se ha utilizado un mejor papel.
Así que digamos que es como si hubiésemos "restaurado" cada historia para que el lector las vea lo más nuevas posible.

- P.: En el libro recopilas tus primeras obras en las que ya estás completamente formado como autor, la primera de ellas de 1999 ¿Cómo recuerdas aquella época?. ¿Ha cambiado mucho desde entonces el mundo del cómic?
-R.: ¡Uf! Pues recuerdo aquella época como una época muy bonita e importante de mi vida. Acababa de llegar a Barcelona a estudiar la carrera y estaba lleno de ilusión y de ganas de dibujar cómics. No me perdía ningún salón , conocí a muchos dibujantes (profesionales y otros que estaban "empezando" como yo)y empecé poco a poco a dibujar en fanzines, revistas, todo lo que pudiese.
Fue una época muy inocente también, todo estaba por comenzar y estaba lleno de energía. No era difícil publicar,había en ese momento bastante pequeñas editoriales y siempre se podía colocar algún proyecto. Eso sí, casi siempre por amor al arte o por un precio irrisorio, pero como te digo,en ese momento sólo quería publicar mis historias,verlas impresas. El subidón que sentías cuando tenías una historieta tuya entre las manos era increíble. Luego con el tiempo esa sensación se va perdiendo, así que la echo un poco de menos esos años. También es cierto que tengo un punto nostálgico así que no sé realmente si eso me nubla los recuerdos. Seguramente.
Y respecto a lo del mundo del cómic creo que sí, que algo ha cambiado.
Aun no había el boom de las Novelas gráficas y eso suponía varias cosas: se dibujaban en general historias más cortas, en formatos generalmente de grapa y las tiradas eran aun más pequeñas. Había esa mezcla entre profesional-amateur
en muchas de estas pequeñas editoriales en las que yo me iba moviendo y dándome a conocer.
Ahora las ediciones son cada vez mejores, se cuida mucho más, supongo que debido
a la demanda de "Novelas gráficas" y se cobra algo mejor. Pero teniendo en cuenta que ahora hay que dibujar mínimo 100 páginas pues sigo pensando que vivir de esto en España es dificilísimo por no decir casi imposible.
Supone meses de trabajo delante de la mesa de dibujo y a mí personalmente con 35 años y una niña pues no me salen las cuentas.
La parte buena es que cada vez el cómic está más presente en la calle y en los medios, hay certámenes importantes y encima tenemos el Premio Nacional. Digamos que el futuro puede ser interesante.

- P:: Repasemos las obras que componen "No despertéis al que duerme": "Billete de ida al espacio" será editada en 1999 por Amaniaco, con los que ya habías colaborado. En esta historia se ve ya el gusto por la fantasía y un estilo de dibujo ya completamente formado.¿Cómo nace "Billete..."? ¿Supuso un gran salto en tu trayectoria?.
-R.: Pues como bien dices en ese momento dibujaba una página de humor para la revista Amaniaco y , junto a tres compañeros de carrera, varias páginas también de humor para la revista Mala Impresión, así que cuando pensé en hacer mi primera historia larga me apeteció cambiar de registro.
En aquel momento estaba loco por Javier Olivares, por Sequeiros y por Burton y tenía ganas de probar un estilo así. Además siempre he tenido esta dualidad, me imagino que es mi forma de ser. Tengo una parte de humor, más extrovertida y optimista y otra más tímida, más introvertida y como decía antes algo melancólica.
La historia de "Billete de ida al espacio" me vino a la cabeza a raíz de un trabajo que hice para Bella Artes sobre un cuento corto de Bradbury que creo recordar se titulaba "La sirena perdida" o algo así. No tenía nada que ver con lo que yo dibujé pero su lectura hizo que empezase a construir el guión de "Billete". Recuerdo que disfruté muchísimo dibujando este cómic, me metí de lleno en él ,me "creí" la historia y lo más importante, tenía unas ganas locas de plasmarla en papel. Le tengo mucho cariño a este tebeo. De alguna manera me permitió entrar un poco en este mundillo, si es que alguna vez he entrado, que esta es otra, ja,ja.
Años más tarde pensando en él llegué a la conclusión que mi cabeza había creado la historia realizando un cocktail entre Tintín, "Tiburón" y "El pirata Garrapata".

- P.: En tu siguiente historia "Igor Mortis" aparece una de las constantes en tu trabajo, la muerte como una presencia constante que afecta a la vida de los protagonistas. En "Igor Mortis" el guión gana complejidad y cuentas la historia cambiando el punto de vista de los protagonistas.
-R.: Sí, con "Igor Mortis" quise jugar con la narración,que siempre me ha gustado mucho, quise hacer una especie de puzzle en el que las historias y los personajes se mezclaban y las acciones de unos afectaban a las de los otros y así sucesivamente. Modestamente tengo que decir que no salí mal parado del todo y creo que salió un buen cómic, o lo que yo entiendo por un buen cómic, claro.
Respecto al tema de la muerte pues tienes razón. Personalmente tenía en esa época una especie de obsesión con este tema. Había perdido hacía no mucho a
un compañero de clase en accidente y me marcó enormemente. Creo que hice este cómic como una especie de catarsis personal que no me ayudo en absoluto para espantar mis demonios pero que me valió una nominación a autor revelación.

- P.: Con las historias de "El niño miope" te aproximas más al cuento infantil aunque con un trasfondo oscuro muy presente en tu trayectoria que nos recuerda a Tim Burton o los cuentos de Edward Gorey. ¿Cual es el origen de las historias?, Años después recuperas el personaje para la revista "Humo" ¿en algún momento te planteaste incorporar estas historias al recopilatorio?
-R.: Siempre me han gustado los cuentos clásicos y de hecho me hubiese encantado haber sido uno de esos escritores. Pero aceptando que no nací en esa época y que mis aptitudes y mi imaginación no son ni de lejos las de Barrie o las de Baum pues quise al menos aportar mi humilde homenaje a ese mundo fascinante.
De hecho en la edición original de "El niño miope" me inventé la historia de que era una adaptación al cómic de unos cuentos de principios del siglo xx del gran autor austríaco Mikael Conrad, una especie de alter ego de lo que me hubiese gustado ser. En esta primera edición puse una foto de mi abuelo haciéndolo pasar por dicho ficticio escritor. Así que de algún modo, "El niño miope" es un homenaje a mi abuelo paterno que se llamaba Conrado y que había trabajado en los cine "Mikael" de Pamplona.

- P.: Con "A Berta la tormenta le atormenta" te adentras en el cuento gótico, de nuevo con el mundo de la infancia de protagonista, en esta ocasión con los miedos que esconden las tormentas. En esta historia vemos el personaje del mayordomo de "Igor Mortis", parece que tu universo se va cerrando cada vez más. ¿Cómo surgió "Berta"?
-R.: "Berta" fue al principio un proyecto para publicarlo en libro en alguna editorial infantil. Era simplemente un cuento de una niña que vive en una gran mansión y que no puede dormir y prueban de todo. Creo que ese mismo año había presentado al certamen de Injuve varias cosas y una historia corta titulada "El leñador" y no recuerdo cómo pero uní aquellas dos historias. Me gustó aquella mezcla entre la historia de la niña y la de la protagonista del cuento que le explican para dormir, así que decidí pasarlo a cómic. Encajaba en la línea que estaba siguiendo y suponía un pasito más.
Decidí meter al personaje de Ramón el mayordomo porque veía que mis cómics podía estar sucediendo todos en un mismo mundo, había muchos puntos en común y mezclar personajes reforzaba esa idea.

- P.: Para la ocasión realizas una nueva historia que da título al libro. Esta historia es mucho más críptica que el resto, cediendo a los juegos visuales gran parte del protagonismo y, una vez más, con la muerte como personaje principal.
-R.: Esta era en principio una historia larga que empecé a dibujar justo después de "Pl*xigl*s" creo pero no la llegué nunca a terminar. Sólo había dibujado unas veintipico páginas y se había quedado en un cajón. Luego empecé con el cómic de "Olivier Duveau" y ya la dejé de lado totalmente.
Cuando salió la oportunidad por parte de Astiberri de hacer este recopilatorio creí que podría encajar esta historia o lo que tenía de ella, así que dibujé alguna página más, retoqué alguna cosa y acabé de cerrar y darle una unidad a las páginas que tenía .
Suponía también algo al menos novedoso en el recopilatorio y una especie de "rara avis" mía que creía que merecía la pena incluir.

- P.: Es curioso que las historias empiezan por la más reciente hasta la más antigua ¿Qué os lleva a tomar esta decisión?
-R.: Pues dos razones. Una por puro diseño ya que la primera historia era apaisada y creíamos que empezar así el recopilatorio sería algo raro y otra por empezar por algo nuevo, así que decidimos lógicamente invertir el orden cronológico de mis tebeos.

- P.: Tras "Berta..." te enfrascas en la elaboración de una historia de una mayor extensión, "Pl*xigl*s" en la que comienzas la colaboración con la editorial Astiberri. En "Pl*xigl*s" se te ve cómodo desarrollando ideas y silencios a lo largo de las páginas sin tener tan presente la limitación de espacio. En "Pl*xigl*s" de nuevo encontramos la fascinación por el firmamento con personajes que abandonan definitivamente la apariencia humana.
-R.: "Pl*xigl*s" fue un cómic muy difícil tanto por extensión (yo estaba acostumbrado a jugar con 32 páginas más o menos) como por guión (rompía un poco con el tipo de historia que llevaba haciendo hasta el momento).
Era un cómic que llevaba arrastrando mentalmente años atrás. Quería darle un sentido, una normalidad, una lógica, a esa especie de paja mental que parecía la historia. Jugando con elementos del Mago de Oz y llevándolos a un terreno más "moderno" o "psicotrópico" quería explicar una historia de amor super normal.
Creo que fue un tebeo arriesgado,pero no me arrepiento, tenía muchas ganas de dibujarlo y cuando a veces lo miro me alegro de que exista aunque me llevé algunos palos por parte de la crítica.
Al tener más páginas, porque la historia o el tempo que yo quería darle me lo exigía, me permitió jugar con las viñetas, probar recursos gráficos y modos de narración, siempre al servicio de la historia pero intentando crear un vinculo con el lector.
Y como bien dices , aun siendo un cómic algo diferente al resto, hay elementos de mi "mundo" que vuelven a aparecer como son las estrellas. Me encantan, no sé muy bien a qué se debe. Me imagino que es ese punto onírico, que sólo su presencia te lleva ya a otros niveles sensitivos, me gusta que estén presentes en mis historias. Pero quizás deberíamos preguntarle a un psicólogo el porqué de
las manías de cada dibujante.

-P.: Pasan varios años hasta la siguiente obra "El último gran viaje de Olivier Duveau" ¿Fue muy costosa la elaboración del álbum?. Aparece un uso más extendido de los grises ¿Ayuda a agilizar el proceso? Tienes un estilo que da la sensación de requerir mucho tiempo.
-R.: "El último gran viaje de Olivier Duveau" fue un cómic que estuvo a punto de no llegar a publicarse jamás. En aquel momento yo ya estaba trabajando de ilustrador y me ganaba el pan con los libros de texto, cuentos, cuadernos de verano, etc. y cogía,lógicamente, todo trabajo que me ofrecían. El cómic lo tenía un poco dejado de lado muy a mi pesar pero hay que comer y mis anhelos
viñéticos tenían que esperar. Cuando tenía algún rato lo cogía de nuevo y dibujaba alguna página. Lo malo es que así no se puede dibujar un tebeo, yo al menos no puedo, porque es agotador, o te metes de lleno en él o se convierte en algo mecánico que al final se nota. Por eso hay páginas que tienen 3 años de diferencia de cuando se dibujaron y fue un poco locura porque como tenía el story acabado iba dibujando páginas sueltas según me apetecía en ese momento.
Recuerdo la semana antes de entregar el cómic que me quedaban por dibujar en plan la página 15, la 64, la 126 y alguna más. En fin, al menos, al final llegó a buen puerto y salió a la luz.

-P.: ¿Podremos ver alguna vez "Malaria" al completo? ¿Cuales son tus próximos proyectos?
-R.: Pues no tengo ni idea. De "Malaria" tengo dibujadas unas 32 páginas pero me pasa como con "Olivier" que no tengo tiempo ni puedo. Y más ahora con la que está cayendo. El curro está muy justito y toca ponerse las pilas. Me encantaría acabarla algún día así que sólo me queda presentar el proyecto a certámenes de cómic a ver si hay suerte. De hecho me quedé finalista del Premi de Palma de novela gráfica con "Malaria". Hubiese estado bien ganarlo porque un premio así al menos te permite ir tirando los meses que dedicas sólo a dibujar el cómic.
A parte de esto tengo muchos posibles cómics en la cabeza y alguna vez he pensado en probar a ofrecérselo a algún dibujante así que si alguien lee esto y se anima ¡¡¡que me llame!!!
Hay un proyecto de cómic más o menos real con un amigo mio guionista que me hace bastante ilusión y que rompe un poco o bastante con lo que llevo hecho hasta ahora. A ver si hay suerte y tira para adelante.
Y bueno, el año que viene publicaré cuatro títulos de una colección para niños pequeños de unos libros con unos personajes mios. Nunca me había metido en algo así y tengo ganas de probar. Creo que como dibujantes nos toca adaptarnos al momento y estar siempre activos y abiertos. Me encantan los cómics pero no quiero obsesionarme con ellos porque sería complicarme la vida.

-P.: ¿Cómo te ves dentro de 10 años?
-R.: Pues me veo vivo, ja, ja. Espero que ganándome la vida dibujando y metido en proyectos que me ilusionen. Me encantaría haber publicado algún cómic más, por supuesto.
Y espero dibujar un poco mejor dentro de 10 años, que los que vienen detrás vienen pegando fuerte.
Un abrazo.