Jue06292017

Last updateMié, 28 Jun 2017 7pm

Back Está aquí: Home De interés Especiales Consecuencias de lesiones mal curadas

Consecuencias de lesiones mal curadas

Curar las lesiones de forma correcta y definitiva es importante no solo para la salud sino también para el ahorro económico. Esto es así porque las lesiones mal curadas acarrean una serie de consecuencias que se prolongan a lo largo del tiempo requiriendo una mayor cantidad de tratamientos y, por tanto, una dependencia de los servicios de salud, ortopedia o fisioterapia que se puede extender de forma indeterminada.

¿Cuáles son las lesiones más recurrentes y sus causas?
En cuanto a errores en el tratamiento por mala aplicación, por ausencia de la misma o por cese de esta por parte del usuario, son las que tienen relación con el ámbito de la traumatología. Los problemas en tendones y ligamentos asociados a la sobrecarga por esfuerzos excesivos o repentinos acompañan a las lesiones de tipo articular en los hombros, los tobillos, las rodillas y los codos. También tienen especial presencia los esguinces en distintas zonas, así como las lesiones de tipo deportivo con carácter específico que requieren la intervención de médicos muy especializados y altamente cualificados.

Como causas añadidas a las que se han mencionado con anterioridad hay que destacar la banalización del dolor y la lesión por parte del paciente, así como la práctica incorrecta de deportes sin la preparación muscular y articular previa o sin la condición física necesaria.

¿Cómo evitar problemas en la recuperación de una lesión?
En primer lugar es imprescindible cumplir con las indicaciones ofrecidas por el médico y seguir el tratamiento de forma firme y constante. Por otro lado, ante un cese en la mejora, es importante comunicar al médico que no se hacen avances para que tome las medidas necesarias y, si se requiere, cambie el tratamiento a seguir.

No hay que dudar en pedir segundas opiniones. Se trata de un procedimiento muy habitual para contrastar las opiniones de los profesionales y encontrar el mejor tratamiento para la dolencia concreta que se sufre. Actualmente existe una gran diversidad de opciones y una enorme facilidad de acceso a médicos de gran confianza y prestigio. A través de webs de ortopedia online es posible encontrar toda la información requerida con tan solo un clic y sin tener que salir de casa.

Por último, aunque no menos importante, es conveniente hacer un seguimiento de la zona lesionada durante un tiempo determinado que se prolongue incluso después de la recuperación para evitar una nueva lesión que pueda convertirse en crónica.